> Noticias

Consecuencias del deporte de alta competencia en la salud cardíaca de los jóvenes. Parte 2

¿Cómo afectan estos cambios a la salud cardiaca de los deportistas?
Estos nuevos estudios han hecho que entre la comunidad médica cambie la imagen “saludable” que se tenía de esta clase de deportistas, ya que algunos de los cambios cardiovasculares que se observan en ellos podrían implicar un riesgo cardiaco precoz. Por este motivo, Jonathan Kim, autor principal del estudio, aconseja prestar más atención a la salud cardiaca de los deportistas jóvenes.
Y es que, aunque está comprobado que la actividad deportiva aumenta la longevidad y tiene múltiples beneficios para el sistema cardiovascular, estos nuevos hallazgos parecen sugerir que cuando llega a los extremos que vemos en los atletas de élite, puede tener un impacto negativo para la salud del corazón.
Los chequeos cardiovasculares realizados a los 460 ex jugadores de fútbol americano incluyeron: un electrocardiograma, un ecocardiograma, un análisis de sangre y un cuestionario para conocer cada historial cardiovascular. Luego, los resultados fueron comparados con los provistos por 925 personas no deportistas de edades similares.
Después de controlar la presión arterial, el índice de masa corporal (IMC), la edad o la raza, los investigadores encontraron que los jugadores de la NFL tenían una probabilidad 5,5 veces mayor de padecer fibrilación auricular que aquellos que no eran deportistas profesionales, así como de sufrir otras arritmias.
Además, los jugadores de fútbol americano también presentaron una frecuencia cardiaca en reposo más baja que sus coetáneos, algo que generalmente es indicativo de una buena salud cardiovascular pero que en los atletas puede enmascarar los síntomas de la fibrilación auricular, entre ellos: palpitaciones cardiacas, mareos y dolor en el pecho. Cabe recordar que la fibrilación auricular aumenta el riesgo de ictus, infartos e insuficiencia cardiaca.

Fuente: ecodiario.eleconomista.es