> Noticias

El diagnóstico prematuro de las cardiopatías congénitas es indispensable Parte 2

Las causas de este tipo de patología son poco conocidas, aunque se identifican ciertos factores de riesgo.

El consenso médico asegura que, si bien las causas de los defectos cardíacos congénitos no son bien conocidas, se conocen ciertos factores que afectan drásticamente las posibilidades de que un niño las padezca.

Entre los factores especialmente señalados como de alto riesgo, se pueden mencionar: progenitores que padezcan una cardiopatía congénita; algún hermano que padezca una cardiopatía congénita; madre que padece diabetes; madre que haya padecido rubéola, toxoplasmosis, o esté infectada con HIV; madre que haya consumido alcohol o drogas durante el embarazo.

En el caso de la estenosis valvular pulmonar congénita, la estenosis de ramas de la arteria pulmonar, el cierre de la comunicación interauricular tipo ostium secundum, el cierre del ductus arterioso permeable, la coartación de aorta, la re coartación de aorta posquirúrgica, la Tetralogía de Fallot, la trasposición de grandes vasos y las embolizaciones arteriales, se prefieren como primera medida los procedimientos por cateterismo.

Se espera que en el futuro inmediato, estas mismas técnicas poco invasivas permitan resolver también los implantes de válvulas, y aumentar el número de intervenciones fetales o intrauterinas. Además, es esperable el perfeccionamiento de los procedimientos realizados conjuntamente entre el intervencionismo y la cirugía.

¿Cuáles son las cardiopatías congénitas más frecuentes? (Continuar leyendo).

Fuente: Infobae.com