> Noticias

Google quiere revolucionar la salud recolectando los datos de 10.000 personas

Google quiere revolucionar_NOTA 1
Verily, la división de Alphabet, la empresa madre de Google, enfocada en la Salud, está pidiendo que 10.000 voluntarios estadounidenses se ofrezcan para recolectar datos médicos que luego serán analizados en búsqueda de patrones que permitan predecir enfermedades.
En su sitio web anunciaron el lanzamiento de este ambicioso proyecto llamado Baseline. Será un estudio que durará cuatro años y costará más de 100 millones de dólares. Al igual que Google se dedicó a facilitar otros aspectos de la vida analizando grandes cantidades de datos, Verily quiere hacer lo mismo en el ámbito de la Salud. “Ahora tenemos las herramientas y la tecnología para explorar la salud con mayor profundidad y detalle que antes”, explican en su página y describen al proyecto como una búsqueda de datos de salud integrales para usarlos como un mapa y una brújula que indican el camino hacia la prevención de enfermedades.
El proyecto cuenta con el apoyo de la Universidad de Stanford y de Duke, dos de los centros de reclutamiento de pacientes, que le permitirá a Verily crear una base de datos que futuras generaciones de investigadores puedan aprovechar para resolver problemas que aún no fueron planteados. El estudio no busca una respuesta, busca acumular información útil.
Los voluntarios deberán pasar no solo por un exhaustivo examen, sino que también serán monitoreados en tiempo real. Participarán personas saludables y otras que por razones genéticas tengan un mayor riesgo de contraer ciertas enfermedades. Los estudios incluyen mediciones con rayos-x, escaneos de corazón, biopsias líquidas y un análisis de genomas, entre otros chequeos de rutina.
Aparte de los exámenes clínicos, quienes participen del proyecto deberán usar un reloj inteligente diseñado por la empresa que se encargará de monitorear sus pulsaciones y movimientos y también un aparato que registrará sus hábitos de sueño. Estos dos transmitirán los datos recolectados a un dispositivo hogareño similar a un módem que se encargará de enviarlos a los servidores de Google.
A pesar de que el formulario final no está publicado, el que figura en el sitio web para que los interesados se anoten detalla que el estudio será ejecutado por una empresa llamada Baseline Study LLC y que, en el futuro, Verily podrá vender los datos obtenidos si elimina los nombres, las direcciones y los teléfonos de los sujetos.
El documento no habla de ningún tipo de remuneración, compensación o ayuda financiera por parte de la empresa a quienes participen del estudio y probablemente, aunque estos le sean de gran utilidad a Verily, no obtendrán mucha información acerca de sus propios cuerpos porque el foco no está puesto en los individuos, sino en la inminente masa de datos que estos proveerán. El estudio no busca una respuesta, busca acumular información útil.