> Noticias

La alimentación indispensable para un corazón sano Parte 2

¿Qué alimentos pueden ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares?

Con el fin de ayudar a la población a prevenir las enfermedades del corazón, la American Heart Association elaboró una lista de alimentos que pueden contribuir a mantener este órgano imprescindible fuerte y sano:
Manzana: esta fruta es ideal para utilizar como colación y gracias a que contiene quercetina, actúa como antiinflamatorio natural y puede ayudar a prevenir los coágulos de sangre.
Vegetales de hoja verde: esta clase de vegetales favorecen el correcto funcionamiento del corazón y son ricos en vitaminas, minerales y fibra. Además, su bajo aporte de calorías los convierte en un excelente aliado para mantener un peso saludable.
Nueces: como la mayoría de los frutos secos, las nueces contienen grasas monoinsaturadas, vitamina E y otras sustancias naturales que ayudan a mantener los niveles de colesterol bajo control.
Avena: este alimento contiene un tipo de fibra soluble denominado beta glucano que ayuda a reducir el colesterol total y el colesterol LDL.
Palta: este fruto rico en ácidos grasos monoinsaturados, es además una gran fuente de vitaminas y fitoquímicos que funcionan como antioxidantes y contribuyen a proteger el corazón.
Vino tinto: los cardiólogos y nutricionistas recomiendan una copa de vino tinto por la noche. Esta bebida contiene polifenoles que pueden ser beneficiosos para el corazón ya que aumentan los niveles de la lipoproteína de alta densidad (colesterol HDL o “bueno”) y protegen contra daños en las arterias.
Aceite de oliva: este aceite tan característico de la comida mediterránea, reduce el riesgo de enfermedades cardiacas mediante la disminución de los niveles de colesterol LDL (considerado “malo”).
Salmón: este pescado es una excelente fuente de ácidos grasos omega 3 que protegen al corazón gracias a que reducen la inflamación y disminuyen el riesgo de que se formen coágulos en la sangre. Además, estas grasas ayudan a mantener el colesterol en niveles favorables. Otras variedades de pescados saludables incluyen al atún o las sardinas.
Tomates: los tomates no solo están llenos de vitaminas sino que son ricos en licopeno, un componente asociado a la reducción del riesgo de enfermedad cardíaca.

Fuente: infobae.com