> Noticias

La vida después de un ACV

¿Qué factores influyen en la recuperación y la prevención de un nuevo ataque?

Los especialistas identifican tres factores determinantes para que un paciente que sufrió un accidente cerebro vascular (ACV) pueda retomar su vida de forma similar a cómo era antes de padecerlo: la detección y acción temprana, el nivel de daño producido por el ACV y la rehabilitación.

Con respecto al primer factor, los expertos insisten en la necesidad de reconocer los síntomas para lograr una buena recuperación. Para ello, recomiendan memorizar la regla nemotécnica “de las 5 C”:

* Cuerpo: este síntoma se manifiesta al sentir una mitad del cuerpo débil, dormida o paralizada. Es común detectarlo en el rostro, los brazos y las piernas.

* Confusión: se trata de dificultades para hablar o para entender lo que otros dicen.

* Ceguera: este síntoma puede aparecer en forma de visión borrosa o manifestarse a través de la pérdida repentina de la visión.

* Caminata: puede hacerse presente a través del impedimento para movilizarse o de la pérdida de equilibrio.

* Cabeza: en este caso se debe estar atento a dolores severos, repentinos y persistentes.

El estar atento a estos síntomas repercute de manera directa en el segundo factor, es decir, el nivel de daño, ya que cuanto antes se identifique el ACV y se trate al paciente, menor será el territorio cerebral afectado y mayores serán las posibilidades de recuperación.

Finalmente, los médicos alientan a las personas que padecieron un ACV a utilizar todas las alternativas posibles para llevar a cabo una rehabilitación exitosa, desde el trabajo con el neurólogo, hasta actividades con un equipo multidisciplinario integrado por kinesiólogos, terapistas ocupacionales, neuropsicólogos, psiquiatras y musicoterapeutas.

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/stylecolorbf1424la-despues-acvibraprendi-escuchar-senales_0_ryPEPj2PQx.html